es constitucional, no confundas

Chapa a tu corrupto y déjalo paralítico

Publicado: 2015-09-06

Trabajar en el Perú es peor que la esclavitud, antaño a los esclavos les daban una vivienda y comida para que trabajen gratis para sus amos, ahora trabajamos de sol a sol para pagar nuestra comida y vivienda!! y tendríamos que dar las gracias.. no todos y todas tenemos trabajo, para cada puesto de trabajo hay seis, siete o mas esperando su oportunidad. Ser esclavo para una empresa transnacional, así mismo paguen una miseria es el anhelo de millones de compatriotas que son excluidos del mercado laboral.   

El sueldo mínimo es poco mas de $200 que no cubre ni la mitad de la canasta básica alimenticia de una familia de 2 adultos con 2 niños. El desempleo es alarmante, millones de hombres, mujeres y niños se dedican al comercio ambulatorio callejero para subsistir. En tanta miseria y explotación la delincuencia es un fenómeno social inevitable, no existe ningún país marcado por la exclusión y pobreza generalizada que escape a esta violencia, ocurre igual en los EEUU que cuentan con 50 millones de pobres, se acentúa en Europa desde la crisis financiera desde el 2009, y es así en los países llamados del tercer mundo desde hace décadas.

Robar es un delito solo para los pobres, la corrupción es como la gangrena en la fase terminal de un moribundo, esta en todas partes, los ex-presidentes García, Toledo y la hija del criminal Fujimori todos con gravisimas denuncias por robos millonarios se presentan para un nuevo mandato presidencial, el congreso es un antro de mafiosos al servicio del gran capital extranjero y lavado de dinero del narcotráfico, el poder judicial, policía y fiscalías absuelven corruptos mientras las cárceles están sobre pobladas de gente pobres.

La población es inconsciente del robo y maltrato al que es sometida por esta pandilla de criminales de cuello blanco, despojados del beneficio de la inmensa riqueza nacional en recursos naturales que son explotados para amasar las fortunas de los mafiosos, el pueblo culpa a los pequeños ladrones de todas sus desgracias. Confunden el delincuente y el criminal, pues no es lo mismo el que roba un teléfono pero no lesiona ni mata.

La campaña de odio y violencia “chapa a tu choro y déjalo paralitico”, que en jerga peruana significa atrapa a un ladrón y linchalo cobra victimas entre pequeños delincuentes que jalan un celular y salen corriendo, o que hurtan unas frutas en un mercado para comer, no castiga a los corruptos y corruptores que nos roban los millones del presupuesto nacional para las escuelas y hospitales, y nadie se atreve a enfrentar a avezados criminales armados que matan sin piedad ni remordimientos. Es una campaña de cobardes, que no imparte justicia sino venganza contra débiles, la misma policía también es cobarde, no enfrenta los carteles del narcotráfico internacional, solo persigue a ladrones de manzanas cuando no están extorsionando a taxistas y otros trabajadores.

La violencia no se va resolver con penas mas severas para los pequeños infractores a la propiedad privada, la única forma de reducir los indices delictivos es reduciendo la corrupción que mantiene a nuestro país en el atraso y pobreza. Por cada inversor que corrompe con $10 millones a nuestras autoridades para robarnos impunemente $100 millones a nuestro pueblo nacerán miles de adolescentes excluidos y propensos a delinquir o lo que es peor, cuando ya no tienen perdón y se convierten en asesinos y violadores.

El Perú es de los países mas ricos del mundo, tenemos costa, sierra y selva, un pueblo trabajador y emprendedor. Cuando seremos capaces de unirnos para defender nuestros intereses colectivos contra la oligarquía vende-patria holgazana y parasitaria tendremos una sociedad prospera e inclusiva, recuperaremos la dignidad y bienestar de nuestras familias.


Escrito por


Publicado en

No saldrá en portada

Veraz y sincero.